Titanic: vestidos vintage de L’ Arca de L’ Àvia

Este es el último post del año en el blog y ¿qué mejor manera que hacerlo hablando sobre uno de los period drama más míticos de todos los tiempos? ¡Por supuesto os hablo de Titanic!

Parece mentira que tres años después de inaugurar esta sección aún no os haya hablado de esta película, así que he decidido ponerle remedio 😉

Estoy segura de que Titanic sigue siendo a día de hoy es uno de los period drama más vistos, incluso por espectadores que no suelen ver dramas de época, pero me da la sensación de que el “mito” ha sobrepasado la realidad y poco se sabe sobre la producción de esta película. De hecho, la mayor parte de artículos que he encontrado para escribir este post están totalment vacíos de información interesante y me han parecido que son una mera excusa para recibir visitas de manera fácil.

Pues bien, veamos si yo puedo daros algo más de información sobre el tema 🙂

Durante años fue la producción más cara de la historia del cine, llegando a costar 200 millones de dólares. Esto puede tener su “justificación” ya que 21 años después de su estreno sigue siendo la segunda película más taquillera, justo por debajo de Avatar, del mismo James Cameron.

Como seguramente sabréis, este presupuesto se invirtió principalmente en hacer una réplica exacta del famoso buque. Además de tener las mismas dimensiones, el interior del barco está recreado a la perfección siguiendo los planos originales y las fotografías del archivo privado de Harland and Wolf, compañía que construyó el Titanic.

Si el director iba a contar con una copia tan meticulosa del buque lo lógico es que el atrezzo y el vestuario también estuvieran a la altura, así que Cameron se esmeró en encontrar un partner in crime que vistiera a los actores como si realmente hubieran salido de 1.912.

La diseñadora de vestuario de Titanic (1.997) es Deborah Lynn Scott. A priori el nombre no os dirá nada (yo tampoco sabía quién era), pero sí os sonará si os digo que comenzó su carrera en el cine como empleada del departamento de vestuario de E.T y posteriormente fue la responsable de los atuendos de Regreso al futuro, Avatar o Amor y otras drogas.

Scott necesitó un año y un equipo de 50 personas para trabajar en el vestuario de protagonistas, personajes secundarios y extras, que ascendían a 150. El número total de actores y extras no es especialmente alto, pero tuvo que preparar atuendos para varios grupos distintos (primera clase, tercera clase y uniformes de la tripulación), además de diseñar varios looks para cada uno de los personajes de primera clase.

A todos los extras se les visitió de época de la cabeza a los pies para que ningún detalle quedara al descubierto. Por ejemplo, todas las mujeres que aparecen en las escenas de primera clase llevan corsé aunque solo aparezcan durante unos segundos en el plano.

La película se situa en 1.912, justo al terminar la Era Eduardiana. Fue una época de gran cambio para el mundo de la moda: Fortuny eliminaría el corsé, la figura femenina comenzaría a liberarse, las telas eran más livianas, y las tendencias estaban inspiradas tanto por el mundo clásico occidental, como por oriente. ¡Toda una revolución!

Por todos estos motivos Deborah Lynn se inspiró en varias fuentes para tratar de conseguir un vestuario lo más verídico posible. Consultó fotografías, revistas de moda de la época e incluso libros de etiqueta y protocolo en los que se explicaba como vestir en cada momento/situación del día y qué accesorios se debían llevar.

No olvidemos que en esa época las clases más altas se cambiaban de ropa varias veces a lo largo del día e intentaban por todos los medios no repetir outfit. Se dice incluso que una pasajera de primera clase del Titanic llegó a llevarse 70 looks para que el resto de pasajeros no la vieran repetir modelito a lo largo de la travesía.

Para recrear todos estos outfits (tanto de primera clase como de tercera), el departamento de vestuario mezcló tanto prendas vintage compradas en varios países, como prendas diseñadas por Scott especialmente para la película.

Quizá os estéis preguntando si llegaron a sumergir piezas vintage en el agua durante las escenas del hundimiento. La respuesta es NO. El departamento de vestuario confeccionó recreaciones de las prendas originales para ese tipo de escenas.

Y ahora pasemos a los vestidos de Kate Winslet, Rose en la película.

Deborah Lynn Scott se pasó por la tienda L’Arca, en Barcelona, y “compró, sin especificar con qué fin, un gran número de piezas de época, vestidos antiguos y accesorios de todo tipo”. Así que alguno de los vestidos que luce Rose, probablemente uno de los diseños de noche en color rojo que luce el personaje, fue adquirido en esta tienda del Barri Gótic de Barcelona.

En las siguientes imágenes podéis ver los bocetos que hizo Deborah Lynn Scott para los protagonistas y los personajes secundarios, además de varias fotos tomadas durante las pruebas de vestuario de Kate Winslet.

Los vestidos de noche que luce Kate Winslet en la película son míticos, aunque yo me quedaría con los vestidos de día por la variedad de telas, colores, encajes y bordados.

El vestido azul de terciopelo con bordados de inspiración japonesa es uno de mis favoritos 🙂

¿Y quién no recuerda el gigantesco sombrero de ala ancha que luce la protagonista al comienzo de la película? El tamaño del sombrero fue idea de James Cameron, ya que tenía una idea concreta sobre el plano en el que la protagonista descubre su rosotro.

Como curiosidad final comentaros que prácticamente todos los actores y extras vistieron trajes impermeables para rodar las escenas con agua.

Una de las pocas personas que se negó a llevarlo fue Kate Winslet y como consecuencia sufrió una neumonía que practicamente la obligó a abandonar el rodaje.

Después de todo lo que os he explicado no os extrañará que Titanic ganase en 1998 once Oscars, uno de ellos al Mejor Diseño de Vestuario para Deborah Lynn Scott. Las otras dos películas que han conseguido el mismo número de estatuillas han sido Ben Hur y El Señor de los anillos: El retorno del rey.

Si os interesa la moda eduardiana podéis encontrar diseños con patrones tejidos y colores similares a los de Rose Dewitt Bukater en tiendas como L’Arca de l’àvia, Adored Vintage o Wardrobe Shop.

Espero que os haya gustado este post y que haya sido una buena forma de acabar el año en El Baúl de Edenia. Me despido con la imagen final de la película que estoy segura que a todos nos hubiera gustado que se hiciera “realidad” ><

¡Que paséis unas felices fiestas!

Nos vemos en 2019 😉

Deja un comentario

Responsable » Alba Vilalta (servidora)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Hostalia (proveedor de hosting de ElBúldeEdenia.com)
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Translate »